Por qué me vine a México?

Por qué me vine a México?

Hace unos días recibí un correo electrónico, de una persona desconocida de otro país que no recuerdo.  Me comentaba que navegando llegó a mi Blog y leyó todo lo que he escrito (que no es poco), y me felicitó por la manera en que me expreso, pero me dijo algo que es cierto… en ninguna parte de mi Blog menciono cómo fue que llegué a vivir a México, y cómo conocí a mi esposa Lisset…  Antes, cuando tenía otra página web lo mencionaba, pero desde que abrí este blog no, asi que ahora trataré de contar la historia.

Corría el año 1998, yo recién había entrado a trabajar a la Agrícola San Clemente allá en Talca, Chile. Yo no conocía el Internet, por ende, yo no sabía qué era un e-mail o un chat.  Poco a poco fui conociendo este tema y me creé mi priera dirección de correos que fue en el servicio de “mixmail”.

Un día, mi hermano, muy entusiasmado me dice “Jorge, ¿sabes qué son los chat?“, pero como yo no sabía, me explicó… que era una página en internet en donde uno podía entrar y hablar a tiempo real con personas de cualquier parte del mundo… yo lo encontré fantástico, era algo totalmente nuevo.  Recuerdo que ese día fui con un amigo a una boda, y regresando a la casa, de madrugada, en vez de acostarme a dormir, encendí la PC y me conecté a internet y abrí la página que mi hermano me había dado anotada en un papel, era latinchat.com.

No recuerdo cuánto rato estuve esa noche “chateando”… y para mi, repito, era algo totalmente nuevo, algo impresionante.  Recuerdo que esa primera noche de chat, conocí a una muchacha de Temuco, Chile, la cual visité días después aprovechando que con mi amigo Juan Yáñez viajaríamos a esa ciudad.

Y así, fui teniendo amigos y amigas día a día por esto que son las salas de chat… y me hice muy buen amigo de una muchacha de Monterrey, México, de Erika… fue tanta la amistad, que me dieron ganas de viajar a México… aparte que hacía mucho tiempo que yo tenía ganas de salir del país a conocer… era algo que deseaba mucho, y aprovechando que conocía a alguien de fuera, pues, me atreví y comencé a “aprender” todo lo relacionado con viajar fuera del país en avión… los boletos, horarios, dólar, etc… algo totalmente nuevo para mi.

Fue así como en diciembre de 1999 viajé por primera vez en avión, a México, a la ciudad de Monterrey (leer aqui) en donde quedé enamoradísimo del país, de su gente, su nacionalismo, su cultura, sus costumbres, su música, etc…

Por primera vez en Mexico

Llegando a Chile de regreso, no hablaba de otra cosa que no fuera de México, de mi viaje… la verdad, quedé maravillado con este nuevo país que conocía.

Seguía conectándome al chat a diario, y pocos días después, conocí a una mexicana muy simpática llamada Lisset Montejo, la cual, justamente andaba investigando los detalles para viajar a Chile (clima, precios, horario, etc.) ya que ella iría a visitar a un amigo conocido por chat… o sea, ella estaba viviendo exactamente lo mismo que había vivido yo semanas antes… Fue muy divertido y agradable esta nueva amistad con Lisset, le expliqué con lujo de detalles lo relacionado con viajar el extranjero, cosa que a ella le fascinó.

Fue así como nos comunicábamos sin falta a diario, iniciando una tremenda amistad, la cual se iba complementando con llamadas telefónicas, cartas por correo normal, etc… una muy linda amistad.

Con el tiempo, la idea de Lisset de viajar a Chile seguía, pero ahora no sería a visitar a su otro amigo, sino que, a visitarme a mi… y así fue, en diciembre de 2000, o sea, un año después de conocernos, Lisset, junto a su hermana Laura viajaron a pasar un par de semanas en Talca, Chile con mi familia.

Junto a Lisset en el Palacio de La Moneda en Santiago de Chile

En Chile, paseamos por Viña del Mar, Valparaíso, Talca, Santiago, Constitución y hasta nos dió tiempo de ir a Mendoza, Argentina a visitar a otros amigos conocidos por Internet.

Junto a unos amigos argentinos en el cerro de Mendoza, Argentina

En todo el viaje, entre Lisset y yo hubo química, nos gustamos y comenzamos una relación, que la verdad duraría 2 semanas, ya que ella regresaría a México… pero después de pensarlo un poco, decidí venirme a México para iniciar una nueva vida con ella.

Fue así como en febrero de 2001, después de presentar mi renuncia en la Agrícola San Clemente y haber comprado mis pasajes a México en la línea más barata que encontré (LAB – Lloyd Aero Boliviano) emprendí mi viaje sin retorno a México, a vivir con mi polola (novia) Lisset.

Ya en Villahermosa, Tabasco, México, justo un mes de llegar comencé a trabajar… luego, nos casamos, nació nuestra primera hija que ahora (2011) tiene 8 años y la más chiquita ya tiene 1 año…  y ya cumplí los 10 años viviendo en México.

¡¡¡ AJUA !!!

Mexicano

Skills

Posted on

noviembre 7, 2015

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *